Tratamiento



Cada caso es único y por ese motivo cada paciente tendrá diseñado un plan de tratamiento integral específico. Esta planificación va a depender del tipo de problema que presente. También estará condicionado en parte por las expectativas del paciente y de lo que realmente le interese solucionar.

Todo tratamiento tiene un camino que se debe seguir, una secuencia lógica que guiará su curso adecuadamente. De esta forma se podría dividir un tratamiento genérico en distintas fases o etapas.

 

Primera fase o Causal

Es la etapa básica, inicial, donde el objetivo principal es obtener una boca sana, limpia, sin ningún tipo de síntomas o signos de infección.

El dolor es el primer objetivo, tiene la máxima prioridad de tratamiento.

-Extracción restos radiculares y dientes que no se puedan mantener en boca.

-Problemas relacionados con la salud de las encías y demás tejidos de soporte del diente

-Eliminar caries presentes y terapéutica endodontica si estuviera indicado.

 

Segunda fase o Restauradora

Una vez saneada la boca, los objetivos serán devolver la función y estética perdidas.

-Reconstrucción de dientes con endodoncia.

-Reconstrucción de dientes desgastados, con anomalías de forma, o posición, etc

-Reposición de dientes ausentes y optimización de la estética dental.

 

Tercera fase o Mantenimiento

Los objetivos de esta última fase serán mantener en el tiempo todo lo conseguido en las dos anteriores a todos los niveles.

-Control y prevención de caries.

-Limpieza y mantenimiento periodontal

-Dispositivos para evitar el desgaste dental y mantener el tratamiento realizado.

-Revisiones periódicas.